Seleccionar página

Las opciones de motorización de los autónomos: el renting, vehículos usados y compra de nuevos.

 

En la actualidad hay muchas y diferentes formas de movilidad lo que hace a los autónomos plantearse cuál es mejor para ellos y su negocio. Ellos prefieren alejarse de la compra de un vehículo totalmente nuevo y buscan la opción de adquirir un modelo de segunda mano o un coche renting. 

Según un informe de OcasiónPlus, el 42% de los autónomos prefieren un coche usado en lugar de uno nuevo y el 40% eligen la opción de alquiler renting. 

¿Qué les lleva a los autónomos a tomar estas decisiones? Fácil, buscan una opción barata que les permita además deducir los distintos gravámenes que están sujetos a su actividad.  Ellos buscan poder deducirse una parte, o el total, del IVA soportado que tiene el vehículo como la gasolina o los gastos de reparación.  De esta manera, los autónomos pueden deducir el 50% de la cuota soportada y, mientras que en caso de ser utilizado para uso personal, el IVA no será deducible.

El uso que se le dan a los vehículos principalmente son: transporte de mercancías, para movilidad de profesionales, para autoescuelas o taxis, entre otros.

 

La opción diésel sigue ganando.

El 88% de los autónomos se decanta por el combustible diésel, consumen y gastan menos, al contrario que los coches de gasolina. El diésel es el combustible perfecto para recorrer varios kilómetros a menor rendimiento.

Por ahora, sólo el 2% eligen los coches de etiqueta ECO.

 

Fuente: ElEconomista.