Seleccionar página

Alquilar un coche es una alternativa a comprar un automóvil. El renting puede ahorrarle dinero, especialmente si no usa un automóvil regularmente o necesita uno para viajar hacia y desde el trabajo. Otra opción es alquilar un automóvil ocasionalmente y conformarse con un automóvil más antiguo y menos confiable la mayor parte del tiempo.

A menudo, los alquileres de autos se descartan por ser demasiado caros. Pero en realidad pueden ahorrarle dinero en ciertas situaciones, como cuando realiza un viaje. Con la planificación adecuada, puede ahorrar significativamente alquilando un automóvil.

Sigue leyendo para conocer cinco escenarios en los que puede considerar alquilar un automóvil en lugar de comprar uno.

1. Renting si vives en una ciudad grande

Si vives en una ciudad grande con buen transporte público, es posible que no necesites comprar un automóvil. Puede atender sus necesidades diarias dentro de la ciudad en transporte público. De hecho, en muchos casos, el transporte público puede ser más eficiente que tratar de conducir un coche ante el tráfico.  Pero si planeas un viaje por carretera o necesitas un coche para un día, el renting sería más barato que pagar el seguro del coche y los cotes de estacionamiento en una ciudad. Si se agrega el coste de pagar un espacio para el coche, además de su alquiler, y además el coste del estacionamiento en el trabajo puede que no tenga sentido ser propietario de un coche. Además no tendrías que preocuparte por el mantenimiento o las reparaciones del vehículo.

2. Si planeas un viaje

La gente suele pensar en alquilar un coche cuando se van de vacaciones y vuelan a sus destinos. Sin embargo, puede tener sentido alquilar un automóvil par aun viaje por carretera. Esta puede ser una buena idea si no posee un automóvil o si el que tiene no es muy confiable. Pone el kilometraje en otro vehículo y tienes la protección adicional de la compañía de alquiler de automóviles que lo ayuda si se descompone. También es una buena solución si varios de ustedes se dirigen al mismo destino y no todos caben en un solo coche. Puede facilitar el viaje alquilando una camioneta grande y dividiendo el coste.

3. Para hacer recados

Hacer recados como ir a la tienda es otro posible ahorro de dinero. Si no puedes encontrar un camión o un automóvil grande para pedir prestado siempre puedes alquilar alguno, lo que podría resultar más barato que pagar el envío de un artículo grande.

4. Para ocasiones especiales

Alquilar un coche es una alternativa a comprar un automóvil. El renting puede ahorrarle dinero

Para ocasiones especiales puedes considerar actualizar tu coche alquilando. Si estás planeando una proposición o vas a asistir a un evento elegante y tu coche no es suficiente, alquilar puede ahorrarte dinero. De hecho alquilar ocasionalmente te ahorra dinero en comparación con la compra de un coche de lujo para usar todos los días.

5. Mientras estás de vacaciones

El renting puede facilitar tus vacaciones y ahorrarte dinero. Siempre es divertido elegir un modelo nuevo o diferente y tener una prueba de manejo extendida durante las vacaciones. Esto puede ayudar a hacer una compra cuando se decida a la hora de adquirir un vehículo.