Seleccionar página

Las matriculaciones a empresas de renting de coches, todoterrenos y comerciales ligeros y medianos aumentarán un 14,6% en España en 2018 hasta totalizar 190.613 unidades, de acuerdo con previsiones efectuadas por la consultora de automoción MSI.

“Las flotas, y el particular el renting, están suponiendo una gran aportación para el mercado del motor en España y su peso cada vez e mayor”, aseguró José Manuel López Montoya, director comercial de MSI, durante la XXXV reunión del Club de Previsión de la Demanda, celebrado en Madrid.

El alquiler de automóviles con servicios incluidos atraviesa un momento dulce en España, consolidado por las buenas previsiones económicas y la estabilidad de los pedidos.

Actividades económicas de nueva o reciente creación como el e-commerce o negocios como la mensajería en las ciudades están incrementando de un modo notable el apetito de los consumidores corporativos en los dos últimos años, según José Manuel López Montoya.

Empresas, el canal de renting más rentable

“No se está abusando de las automatriculaciones y eso es bueno pero, sin duda para el renting, lo mejor es que su parque de vehículos, que es lo que realmente mide su éxito, lleva tres años con unos números muy fuertes creciendo bastante”, anotó el directivo de MSI.

Las matriculaciones a empresas de automóviles en España en el canal de flotas se dividen en las ventas directas que efectúan lasmismas, las automatriculaciones o kilómetros cero que hacen las marcas de coches para cumplir objetivos mensuales y el renting, básicamente.

Dentro del renting, que divide sus cifras entre las compras que realizan las empresas y las que hacen las empresas alquiladoras de vehículos o rent a car —generalmente por indicación de una empresa de renting o marca de coches—, las que efectúan las empresas son consideradas como el mercado de renting auténtico.

Las previsiones desarrolladas por MSI apuntan a que las matriculaciones de renting de coches y SUV a empresas se situarán en 2018 en España en 152.757 unidades, lo que representaría un crecimiento del 15,8% en comparación con el dato de 2017.

En el caso de los vehículos comerciales de tamaño ligero y mediano, que han protagonizado un crecimiento enorme en los últimos ejercicios en nuestro país como consecuencia de las buenas condiciones económicas, la consultora estima que sus matriculaciones de renting en el canal de empresas rozarán las 38.000 unidades este ejercicio, con un incremento esperado del 10%.

Ojo con los valores residuales

Para José Manuel López, el auge del renting sólo está teniendo un inconveniente en estos momentos, radicado en el aumento del parque de vehículos de segunda mano jóvenes procedentes del renting, un tipo de actividad que cuenta con un ciclo de renovación de producto en el entorno de los cuatro años, comparado con los más de 12 años que promedia en parque de vehículos español.

Ese auge estaría provocando “una saturación del mercado de ocasión joven, de entre cero y tres años de antigüedad, lo que está provocando una guerra de precios en el sector y que se reduzcan los precios de transferencia. Y si se reducen los precios, caen los valores residuales de los automóviles, es un peligro”.

Las matriculaciones de renting en el canal de empresas apuntan en junio a un crecimiento del 2% en el mercado de turismos y SUV, con en el entorno de 14.000 unidades. Dicha previsión, no obstante, está efectuada sobre las dos primeras semanas del mes, normalmente con un volumen de ventas menor que en la segunda parte de cada mes.